Ronda, ciudad soñada por Rilke.

b00k7snz_640_360

Aprovechando nuestra visita de esta mañana a Ronda, cuyas montañas empiezan a mostrar las primeras nieves de la temporada, vamos a hablar de un centenario. Hace ahora exactamente 100 años, uno de los mejores poetas europeos del siglo XX, Rainer María Rilke, llegó a la Serranía de Ronda. Fue durante el otoño de 1912 cuando visitó primero Toledo y más tarde Sevilla, Córdoba y Ronda, ciudad cuyo paisaje le impresionó tanto que le llevó a quedarse dos meses en el Hotel Reina Victoria. Rilke hizo muchos viajes a lo largo de su vida, a países tan dispares como Rusia, Egipto o Alemania, pero sus biógrafos coinciden en la importancia del viaje a España. En ese período el poeta nacido en Praga sufría una importante crisis creativa, que le llevó a tardar varios años en finalizar su obra maestra, las Elegías a Duino. Fue en Ronda, donde escribió la elegía número 6 cuyas referencias al paisaje rondeño son evidentes:

Higuera: desde hace cuánto tiene sentido para mí

cómo omites las flores casi por completo,

y dentro del fruto tempranamente resuelto,

sin pompa alguna, encajas tu secreto puro.

Fue también en Ronda donde Rilke dejó escrito, a través de la correspondencia, que la ciudad ideal que siempre había poblado sus sueños era una ciudad real, refiriéndose a la ciudad serrana como “Ronda, ciudad soñada.”

Curiosamente, Rilke se alojó en una de las habitaciones del Hotel Reina Victoria que había sido construido en 1906 para albergar a los primeros turistas que empezaban a llegar a la ciudad a través del ferrocarril que los británicos habían construido desde las cercanías de Gibraltar hasta Ronda para comunicar la colonia con el interior del país. Y decimos curiosamente porque el padre de Rilke era ferroviario y tal vez por eso legó a su hijo el amor por los viajes en tren.

Como decíamos, a través del ferrocarril empezaron a llegar los primeros turistas a Ronda. Sin embargo, muchos de estos turistas ya conocían la ciudad a través de la literatura y de aquellos escritores que muchos han denominado los “viajeros románticos”. Pero de estos escritores y viajeros hablaremos en otra entrada…

About these ads
Categorías: anécdotas históricas, Mi blog | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: